loader

El paciente estresado

estres en los pacientes
Por el 20 abril, 2015
Publicado en Consejos

Sea cual sea el grado de ansiedad, es importante hablar de ello, al menos con el dentista. “Como médicos, debemos preocuparnos  tanto del dolor físico de nuestros pacientes,como del miedo, el estrés, la ansiedad, que puedan presentar.
Si el simple hecho de pedir cita resulta imposible, y/o si la estomatofobia va acompañada de otros problemas, puede ser útil el sostén de un psicoterapeuta. sin embargo, no hay nada mejor que recurrir a otros pacientes estomatófobos que hayan superado sus miedos. Las conversaciones pueden tener lugar en el seno de un grupo de ayuda o en internet a través de blogs y foros de discusión.
Se aconseja evitar cualquier producto excitante y acostarse temprano la víspera de la consulta. Una vez en la sala de espera, el hecho de respirar profundamente, orientar el pensamiento hacia cosas agradables, escuchar música, ayuda a no centrar la atención en el ambiente del consultorio (ruidos, olores) y lo que vendrá.
Para evitar que el miedo al dentista se instale y se vuelva una verdadera fobia, es importante acostumbrar a los niños a las consultas. Lo ideal es llevarlos al dentista a partir del primer año de vida  “Acostumbrarlos a frecuentar la clínia dental, permite aumentar su confianza y evitar así posibles traumas ante una eventual urgencia”.


Compartir:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>