loader

IMPORTANCIA DEL DIAGNÓSTICO PRECOZ DE ANOMALÍAS DENTOFACIALES.

madre arreglando al hijo
Por el 21 abril, 2015
Publicado en Blog

La odontología pediátrica combina todas las habilidades técnicas de la odontología, entre ellas la ortodoncia.
“Ortodoncia (ortopedia dentofacial): Área de la odontología que se ocupa de la supervisión, guía y corrección de las estructuras dentofaciales en crecimiento y maduras, incluyendo aquellas condiciones que requieren movimiento de los dientes o corrección de las relaciones anormales y malformaciones de estructuras relacionadas mediante el ajuste de las relaciones entre dientes y huesos faciales a través de la aplicación de fuerzas y/o la estimulación y redirección de fuerzas funcionales dentro del complejo cráneo facial”.
Previamente a la planificación de un tratamiento de ortodoncia es indispensable un cuidadoso examen del paciente y de la anomalía que presente.
En este aspecto es donde queremos hacer hincapié, a través de este artículo, en la importancia de acudir a la consulta dental con periodicidad al menos anual para poder llevar a cabo un adecuado control de la salud bucodental de nuestros hijos, tanto en el aspecto de la estética y funcionalidad de las piezas dentales, como en su adecuada posición y formación de los huesos que los sustentan.
El objetivo de la valoración ortodóncica de un niño en edad de crecimiento es reconocer cualquier posible anomalía que pueda formar parte del proceso normal de desarrollo o, por el contrario, determinar si ya se encuentra instaurada y por tanto deba ser corregida, pudiendo aprovechar la dirección y velocidad del crecimiento del niño con dicho fin.
De manera, que es importante la prevención. Para ello, se han de eliminar cuando el niño es de corta edad, todos los factores causales que puedan predisponer a la aparición de estos problemas.
Un ejemplo de dichos factores son los hábitos que se pueden dar en el niño. Uno
de los principales es el de succión digital (“chuparse el dedo”), el cual si se detiene a los aprox. 2 -3 años, no va a ocasionar problema pero si persiste supone un factor de malformación de la parte anterior de la boca. Por lo que hemos de consultar con nuestro odontólogo los posibles medios que se pueden usar para conseguir la eliminación del mismo así como la motivación del niño para el mismo fin.
Además, la pérdida prematura de dientes temporales (“de leche”) puede ocasionar la pérdida del espacio necesario para que más tarde aparezcan los dientes permanentes.
Por este motivo, en ocasiones es necesaria la prescripción de aparatos (fijos o removibles) que tengan como fin recuperar ese espacio y que se deben colocar en un momento determinado del crecimiento del niño.
De la misma manera, a veces es necesario crear dicho espacio para permitir que aparezcan todos los dientes en su adecuada posición y/o que se produzca una adecuada formación de los huesos faciales.
Es frecuente además la consulta por  parte de padres que observan como se exfolia (se cae) algún diente de su hijo y el diente permanente tarda en salir . Esto se puede explicar porque existen variaciones en cuanto a la erupción de los dientes, pero en cualquier caso se ha de consultar la causa, ya que pueden estar dentro de la normalidad o deberse a causas que han de ser diagnosticas y tratadas a tiempo por un odontólogo.
En ocasiones también observamos la aparición de algún diente fuera de su lugar.
Por todos estos motivos debemos llevar a nuestros niños regularmente a la consulta  no solo ante cualquier anomalía, ya que si esta está instaurada puede ser de difícil tratamiento, si no con motivo de la prevención de las mismas y su adecuado tratamiento.
Dra. Marta Trives. Colegiado Nº 30001175


Compartir:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>